Seleccionar página

Hola a todos!

Hace un par de semanas tuve la suerte de participar en el Dexeus Digital Mums II. Una reunión en la cuál varias personas nos encargábamos de dar nuestra opinión y explicar nuestra experiencia. Fue un lujo compartir con todas ellas una mañana súper interesante y veréis toda la información y vídeo correspondiente (me muero) en el siguiente link.

Mi charla fue poco técnica pero bastante práctica, era simplemente explicar cómo había sido capaz de lanzar una empresa embarazada del quinto hijo y cómo con mucho esfuerzo he conseguido mantenerla en estos últimos 8 años. Antes de de empezar a desgranar la charla quiero dejar claro que sin el apoyo de muchísimas personas esto no hubiera sido posible…mi familia al completo, mis amigos, mis colaboradores, mis proveedores…esta es mi experiencia personal pero de ninguna manera un logro personal.

En mi caso hay cuatro puntos importantes que me han permitido no morir en el intento:

1. Cultivar la ACTITUD: Conocer nuestras virtudes y asumir nuestros defectos. No es lo mismo enfrentar un día agotador con niños, médicos, deberes, diez clientas, millones de correos por contestar…hundida en la miseria que agradecida por tener tanto trabajo, por tener unos hijos sanos que no paran y por tener un día entero por delante que es un lujo.

Eso implica que no tienes que ser una madre superdotada ni prodigiosa, no tienes que exigirte al máximo, ni hacer de todo, ni hacerlo bien: criar niños prodigio, tener un aspecto fabuloso, ganar un buen sueldo, mantener la casa inmaculada, ser la esposa perfecta… Es lo que yo llamo el efecto Pinterest…todo en su sitio incluida tu, perfecta, casa monísima y niños de revista…a todo eso y a trabajar 8 horas humildemente creo que no se llega.

Os recomiendo leer el libro de Meg Meeker: “Los 10 hábitos de las madres felices”. La autora, de nacionalidad norteamericana, pediatra y consejera familiar, ofrece en esta obra los diez hábitos más positivos y prácticos para conseguir ser una madre feliz, dejando de lado las presiones sociales y los sentimientos de culpabilidad que provocan en las madres angustia, nerviosismo y obsesión por educar y criar bien a los hijos.

En resumen las madres somos como somos, con virtudes y errores. Aceptarte a ti misma, tal y como eres, te hará la vida más feliz. No sirve de nada competir con otras madres.

2. Tiempo planificado, un horario. Al no trabajar en la oficina te lo tienes que organizar tu y mantenerlo, con la ventaja que da el tener la flexibilidad de poder saltarse algún punto en un momento determinado. El mío es:

De 7am a 9,15h tiempo dedicado a preparar a los niños y ayudarles a organizarse para ir al colegio.
De 9,15 a 9,30 organización de casa, puesta a punto y organización básica.
9,30 empieza mi jornada laboral hasta las 14,30h.
Comida de 14,30h a 15,15h
15,30 a 16,15 contestar correos y cerrar envíos.
Recogida de niños, meriendas y preparar deberes. Un rato algún correo.
20,30h cena y acostar niños.
22h trabajo hasta 0h.
Visto así parece estresante pero a mi me da paz ( y a los niños también) saber lo que tengo por delante. Obviamente esto varía, hay reuniones fuera de trabajo, hay tutorías, hay cenas con amigos, hay celebraciones de cumpleaños…no somos máquinas sino seres sociales…pero si queremos que funcione tenemos que tener gestión empresarial tanto en casa como en nuestro trabajo. No sirve improvisar…el trabajo, aunque sea por cuenta propia tiene que ser riguroso.

3. Organización empresarial: Aquí empecé a explicar unos puntos que me resultan básicos en el trabajo diario ( ya no en el familiar aunque también ;-))

Planificar, priorizar y organizar: SEPARAR LO URGENTE DE LO IMPORTANTE. Cada día empiezo con 25/30 mails, whatsapp, directs y mensajes por FB…
Empezar por las cosas más importantes y no dejarme llevar por lo urgente. Si conseguimos terminar lo importante nos sentimos mejor.
Terminar tareas pequeñas desestresa. Cuando estemos bloqueadas hagamos un pequeño esfuerzo en una mini tarea que al tacharla de la lista no anima y mejora la ACTITUD.

4. Tiempo para las relaciones personales:

Con esto me refiero a cuidar de nuestra familia ( no solo hijos y pareja), cuidar de nuestras amistades y cuidado personal: físico e intelectual.
Hay un punto importante difícil de aceptar para las que somos madres y más de familia numerosa y es dejar un espacio para pensar y descansar. Tenemos que obligarnos a tenerlos…sin sensación de culpabilidad y sin creer que podríamos estar haciendo algo más importante. Di algunos trucos que me a mi me están funcionando ya que reconozco que este es el punto que tengo más flojo de todos:

Empieza con ratos pequeños: ir a la panadería sola, sentarte en la terraza 15 minutos después de acostar a los niños…
Busca un lugar para estar sola, y hazlo saber.
Intenta tranquilizar tu mente: no pienses en todas las cosas que deberías estar haciendo, déjalo para más tarde.